Ultima actualización: 30 mayo 2011

10 preguntas sobre BDSM: ¿Es el BDSM un juego sexual?

10 preguntas sobre BDSM
7- ¿Es el BDSM un juego sexual?
¿Juego? Como ya dije, en la medida que es algo que se practica por placer obedeciendo a unas determinadas reglas, el BDSM puede entenderse como un juego. A veces ha sido comparado con los juegos de rol, precisamente a causa de la importancia que los roles dominante y sumiso tienen dentro del BDSM, al igual que la puesta en escena de las situaciones.
A los utensilios y objetos que se usan para las prácticas BDSM se les suele denominar “juguetes”.
Sin embargo, el BDSM no es un juego banal, por todo lo que implica (toma de conciencia, consenso entre las partes, compromiso, prevención de riesgos, responsabilidad, ética, liberación de pulsiones muy intimas, etc.). De hecho, hay personas que viven intensamente el BDSM a las que la analogía con el juego no satisface. Para estas personas el BDSM es una filosofía o un estilo de vida.
¿Sexual? El BDSM se considera una forma de sexualidad alternativa puesto que implica la búsqueda de placer erótico, aunque no circunscribe esta búsqueda a la componente genital. Para muchas personas que practican BDSM el objetivo no es acabar echando un polvo si no alcanzar un estado de excitación prolongado. Durante una sesión BDSM muchas partes del cuerpo pueden convertirse en fuente de estímulos placenteros. Asimismo, los sentidos cobran un protagonismo destacado. No menos relevantes que los estímulos sensoriales son posiblemente los estímulos mentales que el BDSM proporciona. Por las dosis de creatividad e imaginación que requiere su puesta en práctica y por qué permite explorar y liberar instintos, morbos y fantasías en dosis muy elevadas y al fin y al cabo alcanzar placeres de gran intensidad.
Placer sublime, sexo extremo o sexo gourmet, son algunas formas interesantes de adjetivación del BDSM.
En los ambientes BDSM se suele hablar de “gente vainilla” para referirse a las personas que practican sexo convencional. Se dice que es como quien se conforma con un sencillo helado de vainilla pudiendo elegir entre los más variados y exquisitos gustos y sabores.
Hay personas que practican BDSM sin contacto físico, permaneciendo sólo en un plano virtual o manteniendo relaciones a distancia, por internet, la vía por la que una mayoría se acerca a la experiencia BDSM. Algunos permanecen en este plano, porque no siempre es posible ir más allá. Al fin y al cabo es una opción tan válida (aunque seguramente no tan gratificante ni tan completa) como la de aquellas otras personas que pueden vivirlo en plenitud.
Una relación BDSM 24/7 es la que se vive 24 horas al día, 7 días a la semana, es decir, permanentemente, lo cual se puede entender y llevar a la práctica de formas muy diversas.
Entre la fantasía virtual y el estilo de vida 24/7, el BDSM se puede disfrutar de muchas formas y con muy variados matices e intensidades. El BDSM da mucho juego y proporciona mucho placer.
WhipMaster
bdsm bdwm bdewm tacones

7- ¿Es el BDSM un juego sexual?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada