Ultima actualización: 07 mayo 2012

Contratos BDSM: Sacher-Masoch 2


Contrato de esclavitud entre Leopold von Sacher-Masoch y Wanda von Dunajew (La Venus de las pieles)

sacher masochmistress

¡Mi esclavo!  Las condiciones bajo las cuales le acepto como esclavo y le tolero a mi lado son las siguientes:

Renuncia incondicional a su persona.

No tendrá más voluntad que la mía.

En mis manos será un instrumento ciego, que cumplirá todas mis órdenes sin réplica. Si olvidara que es mi esclavo y no me obedeciera incondicionalmente en todas las cosas, tendré el derecho a castigarle y azotarle como mejor me parezca, sin que se atreva siquiera a manifestar una sola queja.
Todo lo que le conceda que sea agradable o placentero provendrá de mi benevolencia y habrá de ser aceptado por usted con agradecimiento; no tengo ninguna obligación ni ningún deber hacia usted.
No será para mi ni hijo ni hermano ni amigo, nada salvo mi esclavo postrado en el polvo.
Al igual que su cuerpo, me pertenece su alma, y por mucho sufrimiento que ello le cause, habrá de someter a mi dominio sus sentimientos y emociones.
Me será permitida la mayor crueldad y aunque le mutile, habrá de soportarlo sin queja. Trabajará para mí como un esclavo, y si yo me doy la gran vida en la abundancia y a usted le dejo en la miseria y le trato a patadas, estará obligado, sin protestar, a besar el pie que le pisa.
Podré despedirle en cualquier momento, pero usted no podrá abandonarme sin mi permiso y si huyera de mí, con ello me concedería el poder y el derecho de atormentarle hasta la muerte con todas las torturas imaginables.
Aparte de mí, no tiene nada, yo lo soy todo para usted: su vida, su futuro, su dicha, su desdicha, su sufrimiento y su placer.
Lo que yo le exija, ya sea bueno o malo, tendrá que cumplirlo, y si exigiera de usted un crimen, tendría que convertirse en criminal para obedecer mi voluntad.
Su honor me pertenece, al igual que su sangre, su espíritu, su actividad laboral. Yo mando sobre la vida y la muerte.
Si en algún momento no pudiera soportar más mi dominio, si las cadenas le fuera demasiado pesadas, en ese caso tendrá que matarse, pues yo jamás le devolveré la libertad.

(Consentimiento de Sacher-Masoch):
Yo me comprometo por mi palabra de honor a ser el esclavo de la señora Wanda von Dunajew, así como ella lo exige, y  a someterme a todos sus deseos son resistencia.
sachermasochmistress


Para ver todas las entradas relacionadas con el tema de los contratos de sumisión seguid la etiqueta contratos / contracts

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada