Ultima actualización: 25 octubre 2015

Antonio San de Velilla

¿Quién fue Antonio San de Velilla, el autor de La flagelación erótica?

Sabemos muy poco de él y sólo a partir de sus obras publicadas. Ninguna imagen, que conozcamos. Es muy probable que se trate de un seudónimo. Quizás de alguien relacionado con el pueblo de Velilla de San Antonio, que se encuentra en los alrededores de Madrid. Sin embargo, su actividad parece centrada en Barcelona. La gran mayoría de sus obras fue publicada por editoriales barcelonesas a lo largo de las primeras décadas del siglo XX.

Antonio San de Velilla se presenta como médico, una cobertura idónea para sus obras de divulgación paracientífica, especialmente las relacionadas con la sexualidad.

En 1927-29 aparece como director de un Almanaque médico. También es autor de un libro sobre El método curativo del Dr. Asuero, el famoso médico donostiarra capaz de conseguir curaciones milagrosas, que hacia aquellos mismos años se encontraba en el apogeo de su fama.

san de velilla sodoma y lesbos modernas hosexualidad homofobia

Sin embargo, el doctor San de Velilla sobresale por ser el autor de La flagelación erótica y Sodoma y lesbos modernas, en las que aborda temas como el sadomasoquismo y la homosexualidad, y muy especialmente por ser el director de la Biblioteca de educación sexual, una colección de libros publicada en tiempos de la Segunda República que competía con la famosa colección Temas sexuales de Ángel Martín de Lucenay de la que ya hemos hablado en este mismo blog.

Forman parte de la Biblioteca de educación sexual de A. San de Velilla títulos como Invertidos sexuales (pederastas y lesbianas); Extravíos secretos (onanismo en los dos sexos); Placeres perversos (prácticas viciosas para satisfacer la lujuria); El amor sin peligros (Modos de evitar y curar las enfermedades venéreas); Higiene de los placeres; El matrimonio infecundo; El amor fecundo; La noche de bodas; Calipedia. Arte de procrear hijos hermosos y sanos; El matrimonio teórico y práctico; Secretos y placeres de la vida sexual; El consejero del matrimonio; La potencia sexual (como se aumenta y como se pierde); Pasiones infames (flageladores y flagelados) o La locura erótica (Sadistas y masoquistas).

san de velilla biblioteca de divulgacion sexual pederastas y lesbianas

Aunque a través de su Biblioteca… San de Velilla toca temas infrecuentes en la bibliografía española de la época y atrevidos para la moral de entonces, hay que relativizar su aportación a un conocimiento de la sexualidad libre de tabúes y prejuicios que fue posible con la Segunda República. La supuesta intención divulgadora de sus obras es en realidad una argucia para colar en ellas contenidos pornográficos o que podían despertar el morbo del público. Tal como vimos en La flagelación erótica, los textos y las ilustraciones entresacadas de literatura de ficción tienen mucho más peso que la información científica propiamente dicha.

Así pues, San de Velilla aparece como un divulgador mucho menos científico que Ángel Martín de Lucenay, su más directo competidor. Además sus tomas de posición son manifiestamente conservadoras, cuando no reaccionarias. Varios autores han puesto de manifiesto la radical homofobia de su libro Sodoma y lesbos modernas.

Sin apartarse del erotismo, San de Velilla aparece como traductor de una obra dedicada al arte erótico hallado en Pompeya y Herculano (El museo secreto, de Louis Barré, 1915).

san de velilla reglas para ser poeta

En otros ámbitos aparece como director de un diccionario general de la lengua castellana (1906), de un manual para ser poeta y de una novela corta titulada La Generala (publicada dentro de la Colección Mundial).

A notar, por último, que el escritor Guillermo Cabrera Infante le dedicó un capítulo de su libro “O” (1975) en el que le calificaba de “inocente pornógrafo”, situándolo a un nivel parecido al de Corín Tellado, la famosa autora de novela rosa.

WhipMaster

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada