Ultima actualización: 17 noviembre 2015

Agostino Carracci: lascivias y flagelaciones

Formando parte de las ilustraciones del libro de George Bishop que comentamos en la entrada anterior encontramos unos grabados de la serie llamada de las “Lascivias”, obra del artista renacentista italiano Agostino Carracci (1557-1602) realizada hacia 1590-1595. Estos grabados representan sendas escenas de flagelación protagonizadas por criaturas mitológicas. Ambos merecen un comentario.

En uno de los grabados vemos a un sátiro flagelando a una ninfa, que aparece atada a un árbol. Para flagelar, el sátiro empuña un manojo de cuerdas.

agostino carracci lascivias flagelacion azotes bdsm

En el otro grabado aparece la diosa Venus azotando a un amorcillo, que tiene los ojos vendados. El instrumento de flagelación, en este caso, es un manojo de ramas, posiblemente de abedul (birch). La posición del amorcillo azotado, sostenido sobre sus espaldas por otro amorcillo, era habitual para castigar a chicos y muchachos, como puede verse en este otro ejemplo ya publicado en este blog.

Simbolismo: el sátiro representa el apetito sexual masculino y la ninfa la sexualidad femenina. Por tanto, un sátiro azotando a una ninfa simboliza la sexualidad salvaje convertida en pasión dolorosa. Más aún: la ninfa aparece atada y el sátiro la azota con cuerdas. Tanta cuerda da a entender que las ataduras con que el hombre somete a la mujer también causan dolor.

agostino carracci lascivias flagelacion azotes bdsm

Algo distinto al grabado que representa Venus, la diosa del amor, castigando a un amorcillo que tiene los ojos vendados. Este amorcillo simboliza el amor profano, es decir, un amor confundido con el sexo y el erotismo, un amor carnal que facilmente desembocará en pasiones "negativas" como la lujuria. Como es previsible, la diosa castiga este tipo de amor en defensa de un amor sagrado, puro, místico y libre de la carnalidad.

WhipMaster

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada