Ultima actualización: 07 noviembre 2015

El sexo y el látigo, sadomasquismo y nazismo


El sexo y el látigo, de William Sparrow es un típico ejemplo de esos libros oportunistas que tanto circularon durante los primeros años de la transición en España.

Para una sociedad que empezaba a recuperar la libertad sexual pero que aún no se había liberado completamente de tantas décadas de represión, presentar el sexo “atrevido” como algo escandaloso podía tener algo de transgresor –se rompía el tabú que impedía hablar de ciertas cosas- pero en el fondo seguía respondiendo a una visión para mentes reprimidas, ya que el morbo y el escándalo contribuían muy poco a normalizar y a serenar la comprensión de determinadas prácticas sexuales.

william sparrow libro el sexo y el latigo sadomasoquismo y nazismo

Ved esta cruz gamada de la portada. Podía haberse elegido cualquier otra imagen (por ejemplo, la de la edición original italiana, que es distinta y sin simbología de ningún tipo) pero el editor español prefirió ésta, fuertemente connotada.

La asociación que se establece a través de esta imagen de portada entre sadomasoquismo y nazismo no sólo resulta repugnante por ella misma si no que transmite la idea absurda de que el SM es cosa de nazis, fascistas y demás (¿estarían incluidos los franquistas?).

cavani pelicula portero de noche sadomasoquismo y nazismo

Es cierto que hacia las mismas fechas en que este libro se publicaba, la película Portero de noche de Liliana Cavani también relacionaba sadomasoquismo y nazismo. Sin embargo, lo hacía planteando cuestiones de mayor enjundia conceptual. El sexo y el látigo está más cerca de Ilsa la loba de las SS que de Portero de nocheDe hecho, uno de los capítulos del libro (“la fustigadora SS”) desarrolla la historia real en la que está basada “la loba”.

pelicula ilsa la loba de las ss sadomasoquismo y nazismo

Referencia del libro:
William SPARROW: El sexo y el látigo. Madrid: Mirasierra, 1977 [colección Hexágono, 3] 126 p.

El sexo y el látigo es la traducción de una obra publicada originalmente en italiano como Il sesso e la frusta. Sin embargo, en el original italiano figura como autor Giovanni Fortunato mientras que en la edición española este se ha convertido en William Sparrow.

El contenido de El sexo y el látigo se estructura en 22 capítulos que ofrecen un recorrido por los grandes tópicos de la historia de la flagelación, la mayoría de ellos coincidentes con los del libro de George Bishop (Sexo y dolor. Flagelacion) que también hemos comentado. En cuanto al enfoque, lo define este párrafo de la introducción: “Nos hemos limitado a recoger los hechos, las anécdotas y los testimonios más interesantes y divertidos. Episodios licenciosos, al estilo de Boccaccio, se mezclan con otros que hacen meditar sobre la maldad humana y el erotismo se funde una vez más con la violencia. No obstante, la lectura resultará divertida y excitante como un buen latigazo” (p. 6)

WhipMaster

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada